Haz tu negocio compatible con tu vida con un sistema de venta online


Sistema de venta online - Haz tu negocio compatible con tu vida

Mi historia

Recién casada y enamorada, a 3000 km de mi casa, me encontré en la oficina desde las ocho de la mañana hasta la noche. En principio, debería haber trabajado hasta las siete de la tarde, pero muchas veces cuando iba a casa, teníamos una reunión.


Escribía notas en “pos-it” con mi marido y había días cuando ni siquiera nos veíamos porque él trabajaba en turnos. Y llegó la Navidad. Vino mi madre y me dijo mi jefe que no podía ir al aeropuerto.

Pues yo sí, me fui a recoger a mi madre.


Me sentí como si estuviera encarcelada. No podía organizar mi vida, estaba en las manos de la empresa donde  trabajaba. Me sentí terriblemente frustrada porque no dejé de vivir en mi país para pasar mi vida en una oficina sin ventanas, sino porque estaba enamorada y quería formar una familia con mi marido. Quería una vida normal.


Pero así, ¿cómo? Pasaron días sin vernos. ¿Cómo vamos a tener hijos así? Y si ocurriera algún milagro , ¿cómo voy a hacerlo todo si tengo que estar en la oficina todo el día? No hay abuelas, primos, familiares, nadie podrá ayudar en el día día.


Me decidí a no seguir así con mi vida.


Estaba claro que para que pudiéramos tener una familia, tenía que trabajar desde casa y en un horario flexible.


Estudié marketing y conocimientos empresariales en la universidad, pero no sabía cómo iniciar mi propio negocio. Menos, cómo hacer todo esto en un país extranjero, en un idioma extranjero.


Sabía que me tenía que gustar la actividad que eligiera, ya que planeaba para toda la vida. Me encantaban dos cosas: la manicura (era un hobby) y el ordenador con el que siempre había trabajado.


Empecé un negocio de manicura. Alquilé un local y el negocio tuvo un buen comienzo, pero pronto tuve que dejarlo cuando mi primer bebé comenzó a gatear y por eso ya estaba atendiendo a mis clientas en mi casa.


Así que volví a mi herramienta de trabajo de toda la vida, al ordenador y comencé a aprender marketing online y diseño web en 2010. Era la única opción que no dependía de lugar, ni de tiempo, además me interesaba mucho.


Me encantó aprender y ver cada vez más que era una oportunidad fantástica de ganar dinero de muchas maneras, mientras podía estar con mi hijo todo el tiempo. Pronto nació nuestro segundo bebé.


Me involucré cada vez más en el mundo del marketing online y en el diseño web, pero tuve que enfrentarme con algo frustrante: en cada curso me daba la sensación que tenía que saberlo a la perfección, tendría que ser especialista en el tema del curso actual para que mi negocio tuviera éxito.


Me apunté cada vez a más cursos. Me he dado cuenta que no es cierto que sea necesario dominar a la perfección cada especialidad del marketing online, ni existe solamente una pieza que sea la clave para que alguien pueda tener un negocio exitoso.


Es mucho más necesario que el emprendedor sepa qué es necesario e importante para su negocio. No son las herramientas las que importan, sino la estrategia. Las herramientas y los pasos del marketing online deben implementarse siguiendo las líneas de la estrategia.


Primero hay que pensar y luego actuar.


Sé que es difícil en un entorno tan ruidoso como el de ahora.


Muchos tratan de hacer creer que solo puede funcionar “el todo” con una sola pieza del sistema. O solo puede funcionar con una herramienta mágica. No funcionará.


Para que un sistema funcione, necesita todos los componentes. Sin embargo, la buena noticia es que no es necesario conseguir un máster de cada uno para tener éxito en las ventas en internet.


Para ver todo tan claro necesitaba aprender, implementar y trabajar con cientos de personas en los últimos diez años. Y lo mejor es que mientras tanto, estaba al lado de mis hijos en cada momento.


He aprendido lo siguiente en los últimos diez años:


 - El negocio es una herramienta para conseguir una vida tranquila y estable, ayudando a otros con nuestros productos y servicios.


- Casi cualquier negocio puede, e incluso debe estar en internet.


- Se puede construir un negocio online sin tener que aprender diez nuevas profesiones, ni contratar muchos profesionales.


- Una vida tranquila se basa en ingresos online y en el aprendizaje continuo.


Si quieres entender el concepto, estás listo para aprender y actuar, puedo ayudarte.



>